Nerea

El loft es simplemente precioso, tal y como aparece en las fotos. Nuevo, luminoso, muy cerca del centro histórico, y muy bien comunicado. La piscina comunitaria es un lujo en el centro de Lisboa y en cuatro días que estuvimos siempre solos. La estancia ha sido perfecta y Joana fue muy amable con nosotros. Sí que hay algún detalle del loft que habría que arreglar, como la puerta del armario del baño y la de la terraza, la cafetera no funciona siempre y la ducha se atasca si no tienes cuidado, pero en general ha sido perfecto.